Hermandad de World of Warcraft
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Bathoria: La Fugitiva

Ir abajo 
AutorMensaje
Bathoria
Caminante
avatar

Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 07/08/2009
Clan : Seguidores del Filo

MensajeTema: Bathoria: La Fugitiva   Vie Ago 07, 2009 7:43 pm

Los finos zapatos de tela apenas resguardaban del frío a la elfa que caminaba por la nieve. El manto blanco se extendía bajo sus pies, infinito, majestuoso en su blanco resplandor.

Recogió su larga túnica y se agachó para coger un poco de nieve, haciendo un fuerte contraste con su piel olivina, sopesando entre sus dedos su densidad.
Se sentía en paz después de muchos años huyendo y tan solo disfrutaba de uno de esos momentos de silencio absoluto.

Quitándose la capa y dejándola en el suelo, improvisó un pequeño lugar donde sentarse y dar forma a la nieve.
Sus dotes creativas nunca habían sido nada del otro mundo, aún así comenzó a moldear la figura de un enorme árbol, símbolo de la casa de su infancia, la casa que la desterró a ella y a su hermano hacía ya demasiadas décadas como para que su recuerdo fuera doloroso.
Aún así no había un día que no recordara a su hermano y el último recuerdo que tenía de el.

Con la piel oscurecida debido a la dureza del ritual y los ojos infundidos en magia vil, había alargado la mano hacia ella mientras la instaba a huir de sus perseguidores. Ella tan solo había acertado a negar sorprendida, dispuesta a luchar o a encontrar la muerte a su lado, aunque fuera en busca de redención por lo que le había empujado a hacer, pero el la empujó con fuerza al vacío, sabedor que su magia amortiguaría la caída.

Escuchó la batalla sobre corona de hielo mientras corría por su vida. Notando las flechas que rebotaban sobre su escudo mágico con brusquedad mientras se perdía entre la nieve.
Sus recuerdos fueron interrumpidos por dos voces que se acercaban. Presta invocó un hechizo de invisibilidad sobre ella y se alejó detrás de un árbol que había visto mejores tiempos y esperó con cautela.

Dos caballeros embutidos en oscuras armaduras bajaron de sus esqueléticos caballos y observaron con interés la escultura a medio terminar que la elfa había comenzado.

-O’tharel… -susurró uno de ellos con una voz sin duda agravada por la muerte.

Bathoria corrió aprovechando sus últimos segundos de conjuro, utilizando la magia para que sus pies apenas tocaran el suelo. El corazón le latía con fuerza, ensordeciendo sus propias palabras mientras entraba como un torrente mágico en la pequeña casa.

-Astaldo… -la elfa apenas podía hablar mientras recuperaba el resuello- Están cerca…-dijo mientras se apoyaba en el elfo que la miraba atónito.

El brujo alzó una mano y, profiriendo una mantra en un idioma desconocido, invocó a Hazzfazag, su fiel guardián, a la vez que imbuía sus manos en la más oscuras de las sombras, listo para la batalla.
Bathoria negó con firmeza y comenzó a musitar extrañas palabras en arcano, abriendo ante ellos un portal por el cual se podía discernir la ciudad de Orgrimmar a lo lejos.

El brujo titubeó, pero la maga tiró de su manga instándole a seguirla.

En cuestión de segundos se encontraban en Orgrimmar. Bathoria respiraba con dificultad mientras Astaldo la sostenía por la cintura, con la mirada atenta a su alrededor, alerta hasta que el portal se cerró ante ellos dejando tras de sí una ligera estela.

-Bathoria... –comenzó el elfo en un tono suave, intentando calmar a la alterada maga entre sus brazos. –Tranquila, estoy aquí…-susurró en su oído reconfortantemente, en tono quedo, varias veces hasta notar que la elfa se relajaba gradualmente.

-Debemos buscar ayuda. –susurró ella aún apretada contra su cuerpo. –Durante mi larga estancia en Corona de Hielo leí muchos libros y uno me llamó la atención, hablaba de los Seguidores del Filo.
Supuestamente se extinguieron hace décadas, pero hay indicios de que no ha sido así… -
la elfa se interrumpió y observó al brujo mientras suspiraba. –No se ni porque te meto en todo esto. En el fondo, esta no es tu lucha. Podrías estar tranquilo, como hasta ahora, viviendo en Dalaran…-

El brujo se inclinó hacia ella, haciéndola callar con un beso que fue correspondido.

-Ahora me siento vivo Bathoria. Tantos años deambulando como una carcasa vacía hasta que te encontré. Si esta es tu lucha, también es mi lucha. –susurró el elfo con firmeza a escasos centímetros de sus labios.

La elfa le observó visiblemente emocionada, frunciendo los labios mientras le abrazaba con más fuerza. Sabiendo que sus palabras eran sinceras, sintiendo la verdad que había en ellas y notando como su supervivencia tenía ahora más sentido que nunca...


---------------------------------------------------------
Off-rol:

Nombre: Bathoria O'Tharel

Clase:
Mago

Nivel:
80

Descripción:
Bathoria es una persona muy desconfiada, cosa que se nota en su mirada inquieta. De piel broncinea y cabello blanco, causa una impresión muy constrastada a la vista.

Algo sobre mi:
¿Con decir que soy Ninwë vale? xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Bathoria: La Fugitiva
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Seguidores del Filo :: Embajada :: Reclutamiento-
Cambiar a: