Hermandad de World of Warcraft
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La Busqueda

Ir abajo 
AutorMensaje
Kiransalee
Visitante
avatar

Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 07/06/2009
Edad : 36
Localización : Delorean
Clan : Seguidores del Filo

MensajeTema: La Busqueda   Dom Jun 07, 2009 6:51 am

Nombre: Kiransalee´Shedara Yolth
Clase: Paladin "Healer" (lvl 15)

Kiransalee avanzaba a paso rapido por la mal empedrada calzada.
Al fondo se perfilaban entre brumas las murallas del antiguo Castillo de Lordaeron, ahora conocido como "Entrañas", la ciudad subterranea de los Renegados.
Habia hecho un largo y agotador camino a pie, descansando por el dia y moviendose por la noche para pasar lo mas desapercibida posible. Su contacto asi se lo habia insinuado... "ven sola, que no te sigan".
Seguia el camino de los Caballeros de Sangre, pero habia sido advertida de que una Oscuridad creciente pululaba por los caminos de Azeroth, y ella, joven e inexperta, no queria tentar a la suerte. Ademas, su contacto, tan misterioso, le producia escalofrios...
Antes de partir hacia la urbe enterrada habia investigado esas historias de maldad que poblaban el mundo... esas que los superiores de su orden no le contaban por considerarla demasiado joven.
Hablaban de un Ser Demoniaco... El Rey Lich... antiguamente un Paladin... pero cuando intentaba investigar mas se le cerraban los caminos... O los Tomos de esa parte de la Historia habian desaparecido, o no le dejaban acceder a ellos alegando que era demasiado joven para acceder a esa parte de la historia... Malditos... como esperaban que ganara sabiduria si le negaban la fuente de conocimiento???
Aun asi, se hizo con algun retazo de historia. Arthas... Paladin... Traidor... Kiransalee cavilaba a todas horas sobre esas historias... "Yo no sere como ese Arthas...", se decia, "Era un debil al que tentaron y no pudo resistirse... yo soy fuerte...YO!!! TENGO HONOR!!!", "Yo... soy un arma, pertenezco a la Elite... Soy un arma... una pieza del arma... "
Mientras murmuraba sus pensamientos, un rubio Sin´Dorei le miraba fijamente y comenzo a seguirla.
Kiran vagaba sin rumbo pero noto la discreta persecucion del rubio Elfo. Doblo una esquina dispuesta a sorprenderle y zarandearle un poco de la pechera, cuando al intentar sujetar al Elfo se encontro asiendo el aire...
Algo le agarro el brazo de la espada por detras (el rubio, penso Kiran), y haciendole una sencilla llave logro pegar su pecho a la espalda de la desconcertada Elfa.
-Esta noche. Justo despues del Ocaso. En la Plaza de Entrañas. Ven sola, Kiransalee...
El contacto se desvanecio y cuando la Elfa se giraba para mirar a quien le habia hablado, se encontro mirando al vacio...
Que se supone que queria decir aquel palido elfo?? Miro a su alrededor... nadie parecia haberse percatado del intercambio de palabras...
-Esta noche al Ocaso -murmuro Kiran- ... debo descansar...
Kiransalee puso rumbo a la posada de Entrañas para descansar unas horas antes del Ocaso, mientras pensaba en lo mucho que se parecia la voz de su contacto a la del rubio Sin´Dorei que acababa de citarle...


Edit: Alter de Kazid!! XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kiransalee
Visitante
avatar

Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 07/06/2009
Edad : 36
Localización : Delorean
Clan : Seguidores del Filo

MensajeTema: Re: La Busqueda   Lun Jun 15, 2009 8:35 am

Kiransalee se desperto a media tarde repentinamente. Algun extraño sueño habia perturbado su descanso pero ahora, ya despierta, no lograba recordarlo. Se estiro perezosamente y sosteniendo la colcha de lino alrededor de su cuerpo se encamino al otro extremo de la habitacion donde habia una jofaina con agua limpia y un espejo de medio cuerpo. Dejo caer la fina tela y comenzo a asearse despacio y meticulosamente, tomandose su tiempo en limpiar sus oscuros cabellos y cepillarlos con esmero.
No era una mujer vanidosa, pero se sentia orgullosa de su melena azabache salpicada de hebras rojas y procuraba mantenerla siempre limpia, cosa dificil debido a las batallas a las que se enfrentaba cada dia.

Agarrando una suave tela de lana procedio a secarse las gotas que le resbalaban por la cara, el pelo, los pequeños pechos y la espalda, y comenzo a vestirse con ropas limpias y frescas y, por encima con su cota de mallas y armadura habitual. Asimismo se ciño alrededor del pecho el tabaré que sujetaba la vaina de su Esapda Bastarda y enfundo la misma con cuidado.
Bajo a la sala comun de la posada y tomo asiento en una mesa apartada. Al poco llego una de las camareras.
- Saludos noble dama! Que deseais???
- Saludos, -contesto la elfa- una copa de vino y una racion de patatas picantes, por favor.
- Marchando! -exclamo la camarera dirigiendose a la cocina.
Un grupo de Taurents entro en la posada y resoplando se dejaron caer en los taburetes de la mesa contigua. Pidieron una gran fuente de verduras para compartir entre todos y jarras de agua fresca. Cuando la camarera se alejo para atender a otros clientes empezaron a hablar entre ellos animadamente.
A los pocos minutos Kiran degustaba su copa de vino y picoteaba del plato con desgana. Los nervios hacian que su estomago se constriñera y no dejara pasar los pequeños bocados que ingeria.
Despues de apurar el vino de un trago dejo sobre la mesa 30 monedas de plata (mas que suficiente para cubrir su cena, la de los taurens de la mesa de al lado, y ademas quedar para la propina) y se dirigio lentamente a los elevadores de la ciudad.
Casi estaba oscureciendo y no queria llegar tarde a su cita...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La Busqueda
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Seguidores del Filo :: Embajada :: Reclutamiento-
Cambiar a: